Respuestas a Preguntas Comunes sobre el Glifosato

El glifosato ha estado en el centro de los últimos debates sobre salud, seguridad y medioambiente. A continuación, incluimos respuestas rápidas a algunas preguntas frecuentes. Cada respuesta contiene un vínculo donde podrá obtener más información.

El glifosato es uno de los agroquímicos más estudiados del mundo –y, como todos los productos de protección de cultivos, es objeto de rigurosas pruebas y supervisión por parte de las autoridades regulatorias. Existe un amplio conjunto de trabajos de investigación sobre el glifosato y los agroquímicos a base de glifosato, que incluye más de 800 estudios científicos y exámenes presentados ante autoridades regulatorias de Estados Unidos, Europa y otros países, en relación con el proceso de registro, que confirman que el glifosato y nuestros productos formulados a base de glifosato pueden utilizarse de manera segura y no son cancerígenos. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés), la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (US EPA) y otras autoridades regulatorias en todo el mundo han estudiado en forma exhaustiva y regular el glifosato y los agroquímicos a base de glifosato por más de 40 años y sus conclusiones respaldan sistemáticamente su seguridad siempre que se usen de acuerdo con las instrucciones.

 

Conozca más acerca de la seguridad del glifosato en la sección sobre Seguridad del Glifosato y la Salud Humana de nuestro sitio web

Las autoridades regulatorias tales como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) realizan evaluaciones exhaustivas a fin de garantizar que los herbicidas, tales como el glifosato, no presenten un riesgo irrazonable para el ambiente.

 

El glifosato no daña el ambiente cuando se utiliza de acuerdo con las instrucciones. De hecho, el glifosato representa una importante herramienta que le permite a los productores agrícolas preservar el medio ambiente y la biodiversidad.

 

Sin el glifosato, los productores agrícolas se verían forzados a recurrir al roturado (o lo que también se conoce como labranza), una técnica de control de malezas que consiste en dar vuelta la capa superficial del suelo. Por lo general, la labranza requiere el uso de maquinaria agrícola pesada que aumenta el consumo de combustible y ocasiona alteraciones del suelo, ambas actividades que liberan gases que producen el efecto invernadero, tales como el dióxido de carbono, que contribuyen al cambio climático. La alteración del suelo también puede causar erosión, permitiendo que los nutrientes vitales sean arrastrados del suelo. Los agroquímicos a base de glifosato permiten que los productores agrícolas controlen las malezas sin labrar o labrando muy poco la tierra, lo que reduce significativamente la huella de carbono y les permite mantener el suelo más sano.

 

El laboreo reducido puede disminuir la erosión de suelo hasta un 90 por ciento y, solamente en 2014, redujo las emisiones de carbono a una cantidad equivalente a retirar casi 2 millones de automóviles de la vía pública.1,2

 

Además, la reducción de las malezas se traduce en cultivos con menos competencia – de forma tal que los productores agrícolas pueden producir sus cosechas con menos recursos naturales. Proteger los cultivos de las malezas ayuda a preservar la tierra de forma tal que pueda utilizarse para forraje y como hábitat natural de la fauna silvestre.

 

Conozca más acerca de la Función del Glifosato en la Conservación del Ambiente y la Biodiversidad

Las autoridades regulatorias, tales como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), han llevado a cabo evaluaciones exhaustivas y han determinado que el glifosato, cuando se utiliza de acuerdo con las instrucciones, no supone un riesgo ambiental. Como parte de este proceso, las autoridades regulatorias evalúan específicamente los posibles efectos sobre organismos no destinados al tratamiento, entre los que se encuentran las abejas melíferas, y únicamente se aprueban aquellos productos que no representan un riesgo irrazonable.

 

Los productos que contienen glifosato han sido objeto de exhaustivas pruebas en el laboratorio y en el campo para evaluar su potencial toxicidad para las abejas melíferas. Como consecuencia de dichas pruebas exhaustivas, se ha determinado que los productos que contienen glifosato no plantean efectos adversos agudos o crónicos para las abejas melíferas.3,4,5 Por ejemplo, un estudio integral llevado a cabo por Thompson y otros (2014) no determinó efectos adversos en la supervivencia de abejas adultas o la supervivencia o desarrollo de crías de abejas en colonias de abejas melíferas tratadas con glifosato en niveles superiores a las exposiciones realistas desde el punto de vista ambiental.

 

Ningún estudio a gran escala ha determinado la existencia de algún vínculo entre el glifosato, el síndrome de colapso de las colonias u otras causa de desaparición de colmenas.

 

Los polinizadores tales como las abejas melíferas son cruciales para que los productores agrícolas obtengan abundantes cosechas. Este es el motivo por el cual Bayer ha trabajado durante 30 años para comprender los problemas que afectan la salud de las abejas y para promover soluciones que permitan a los agricultores y apicultores desarrollar polinizadores. La buena noticia es que las poblaciones mundiales de abejas melíferas han aumentado efectivamente en un 65 por ciento desde comienzos de la década del 60.6

 

Más información sobre la salud de las abejas:

  • El mayor enemigo de la abeja melífera, el ácaro Varroa, se ha diseminado en todo el mundo y en la mayoría de las colonias. Ante la indefensión de las abejas frente a esta plaga, es tarea de los apicultores protegerlas. Afortunadamente, los apicultores cuentan con diferentes opciones para controlar los ácaros Varroa y mantener las colonias de abejas vivas.
  • El mayor enemigo de la abeja melífera, el ácaro Varroa, se ha diseminado en todo el mundo y en la mayoría de las colonias. Ante la indefensión de las abejas frente a estas plagas, es tarea de los apicultores protegerlas. Afortunadamente, los apicultores cuentan con diferentes opciones para controlar los ácaros Varroa y mantener las colonias de abejas vivas.

 

Conozca más acerca de La Función del Glifosato en la Conservación del Ambiente y la Biodiversidad

La disminución de la población de mariposas monarca ha estado asociada con una serie de factores que incluyen la tala de sitios de hibernación en México, acontecimientos climáticos (p.ej. temperaturas de congelación y sequía), depredación, patógenos y parásitos, menor disponibilidad de plantas huésped y fuentes de néctar (como las especies de algodoncillo) en su zona de migración y el cambio climático.7

 

Los productores agrícolas se ven obligados a controlar miles de especies de malezas –incluido el algodoncillo– que compiten con los cultivos por agua, suelo y nutrientes. El mejoramiento de las herramientas, tales como el glifosato, ayudan a los productores a obtener cultivos más sustentables y, por extensión, a menudo contribuyen a una disminución en la disponibilidad de algodoncillos en tierras agrícolas para sostener a la población de mariposas monarca. No obstante, el control eficaz de las malezas no impide que la agricultura pueda ser parte de la solución y contribuya a los esfuerzos conservacionistas orientados a establecer un hábitat en el que se desarrollen las mariposas monarca. Es por ello que hemos asumido el compromiso de colaborar y trabajar con las comunidades conservacionistas de la mariposa monarca, productores y empresas agrícolas, investigadores, educadores, organismos públicos, municipios, jóvenes y demás personas para mejorar y proteger el hábitat de las mariposas monarca en todo el territorio de los Estados Unidos.

 

El 30 de enero de 2019, se anunciaron las cifras correspondientes al conteo anual de la población de mariposas monarcas del este.8 El World Wildlife Fund (WWF) y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas de México (CONANP) informaron un aumento del 144% en comparación con el último año. Si bien nos sentimos alentados por el anuncio de la población de este año, resaltamos la importancia de continuar haciendo mayores esfuerzos para ampliar el hábitat de esta especie. Esperamos que el anuncio genere un diálogo incluso mayor y actividades de cooperación para proteger a esta icónica mariposa que tanto valoramos.

Recientemente, la US EPA revisó más de 100 estudios para determinar la carcinogenicidad del glifosato y lo clasificó como “no es probable que sea cancerígeno”, siendo ésta la calificación más favorable para la agencia.

 

Además de la US EPA, la EFSA y otras autoridades regulatorias de Canadá, Japón, Australia, Corea y otros países analizan con regularidad todos los pesticidas ya aprobados y han ratificado de manera uniforme que los productos a base de glifosato pueden ser utilizados de manera segura y que el glifosato no es cancerígeno.9,10,17

 

Tanto el National Institute of Health (NIH) como la Reunión Conjunta FAO/WHO sobre Residuos de Pesticidas (JMPR) han ratificado recientemente que el glifosato no es cancerígeno.11,12

 

El Ministerio de Salud de Canadá también ha avalado esta afirmación manifestando que “Ninguna autoridad regulatoria de pesticidas en el mundo considera que el glifosato represente un riesgo de cáncer para los humanos a los niveles a los que dichos humanos están actualmente expuestos”.13

 

Conozca más en la sección Seguridad del Glifosato y la Salud Humana de nuestro sitio web

Cuando se trata de residuos, las autoridades regulatorias tienen normas estrictas. De hecho, la EPA y la EFSA fijan límites de exposición diaria que, como mínimo, están 100 veces por debajo de los límites que se ha demostrado en los estudios de seguridad que no tienen un efecto negativo.14,15

 

Los niveles que en ocasiones se encuentran en los alimentos son increíblemente bajos y ni remotamente se acercan a un nivel que sean motivo de preocupación. Por otra parte, el 2 de octubre de 2018, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) publicó los resultados de su programa anual de pruebas sobre residuos y determinó que los “niveles de residuos de pesticidas en el suministro de alimentos en Estados Unidos estaban muy por debajo de los estándares de seguridad establecidos”. La FDA indicó claramente que los niveles de glifosato “eran inferiores a los niveles de tolerancia fijados por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA).”16

 

En Argentina el SENASA encontró que la mayoría de las muestras “manifiestan valores dentro de los parámetros establecidos para residuos de productos fitosanitarios”.18

 

Conozca más acerca de este tema en la sección Seguridad del Glifosato y la Salud Humana en nuestro sitio web

quote-liam-condon-220x220_3
Queremos explicar los beneficios que la ciencia y la innovación pueden brindar a la agricultura y al mismo tiempo defender lo que es importante para la gente: alimentos seguros, sanos y asequibles que son producidos de manera sostenible desde el punto de vista ambiental. Mejorar el acceso a la ciencia detrás de nuestros productos es una parte clave de nuestra Iniciativa de Transparencia.”
Liam Condon
,
Presidente de la División Crop Science de Bayer

Nuevamente, el Grupo de Trabajo Ambiental (EWG por sus siglas en inglés) está diseminando información engañosa sobre el glifosato (24 de octubre de 2018)

 

Un grupo de interés especial denominado Grupo de Trabajo Ambiental (EWG) está nuevamente difundiendo información engañosa acerca de los residuos de pesticidas en los alimentos. El EWG es tal vez más conocido por su lista anual llamada la “Docena Sucia” (“Dirty Dozen”), que ha sido ampliamente criticada y desacreditada (ver este informe en el Huffington Post y esta perspectiva por Carl Winter, investigador de la Universidad de California, Davis).

 

La realidad es que las autoridades regulatorias tienen normas estrictas cuando se trata de residuos de agroquímicos. La Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los Estados Unidos fija límites de exposición diaria que, como mínimo, están 100 veces por debajo de los límites que se ha demostrado en los estudios de seguridad que no tienen un efecto negativo. Los niveles que en ocasiones se encuentran en los alimentos ni remotamente se acercan a un nivel que genere preocupación. De hecho, el 2 de octubre de 2018, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) publicó los resultados de su programa anual de pruebas sobre residuos y determinó que los “niveles de residuos de pesticidas en el suministro de alimentos en Estados Unidos estaban muy por debajo de los estándares de seguridad establecidos”. La FDA indicó claramente que los niveles de glifosato “eran inferiores a los niveles de tolerancia fijados por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA).”

 

Ninguno de los nuevos datos aportados por el EWG demuestra la existencia de un problema de seguridad asociado con los productos testeados. Todos los niveles informados por el EWG están muy por debajo de los límites que la EPA ha establecido para proteger la salud humana. Incluso teniendo en cuenta el nivel más alto informado por el EWG (2837 ppb), un adulto tendría que comer 81,5 libras de cereal de avena para el desayuno todos los días por el resto de su vida para alcanzar los estrictos límites establecidos por la EPA. El EWG divulgó hallazgos similares el 15 de agosto y fue extensamente criticado por inducir a error al público (ver este artículo en NBC News y este artículo en Slate).

 

El glifosato tiene más de 40 años de historia de uso seguro y efectivo. Existe un amplio conjunto de trabajos de investigación sobre el glifosato y los agroquímicos a base de glifosato, que incluye más de 800 estudios rigurosos requeridos por la EPA, autoridades regulatorias europeas y de otros países en relación con procesos de registro, que confirman que su uso es seguro. En particular, el estudio epidemiológico más reciente y de mayor envergadura – el estudio a largo plazo independiente de 2018, con el respaldo del Instituto Nacional del Cáncer, que siguió a más de 50.000 aplicadores de pesticidas y fue publicado con posterioridad a la monografía de la IARC – no determinó asociación entre los herbicidas a base de glifosato y el cáncer. Adicionalmente, la evaluación de riesgo del cáncer realizada en 2017 por la EPA con posterioridad al estudio de la IARC examinó más de 100 estudios que la agencia consideró relevantes y concluyó que el glifosato es ‘probablemente no cancerígeno para los seres humanos’, siendo esta su calificación más favorable.

 

Declaración en respuesta a un artículo sobre alimentos orgánicos publicado en JAMA Internal Medicine (23 de octubre de 2018)

 

A primera vista, este artículo demuestra lo que las ciencias médicas y de la nutrición ya han confirmado: una dieta rica en frutas y vegetales, convencionales u orgánicos, combinada con un estilo de vida saludable, lleva a mejores resultados en materia de salud. Estos son hechos probados1.

 

Un estudio previo sobre la exposición en la dieta alimentaria a los plaguicidas provenientes de commodities concluyó que las “exposiciones a los pesticidas detectados más comúnmente… presentan riesgos insignificantes para los consumidores, (y) la substitución de formas convencionales…. por formas orgánicas no resulta en una reducción apreciable de los riesgos para el consumidor.”2

 

Los pesticidas se utilizan habitualmente tanto en la agricultura convencional como orgánica. Independientemente de que los alimentos sean convencionales u orgánicos, la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) y otras autoridades regulatorias tienen normas estrictas en materia de residuos de pesticidas. Estas normas garantizan que los pesticidas se utilicen de conformidad con las mejores prácticas y sirven para garantizar que los alimentos que compramos para nuestras familias sean seguros para comer. Los datos de las agencias regulatorias de Europa, Canadá y los Estados Unidos demuestran que los rastros de residuos de pesticidas en los alimentos, de ser detectables, se encuentran por lo general muy por debajo de cualquier nivel que pudiera causar preocupación.

 

Tal como lo explican los propios autores, el artículo tiene numerosas limitaciones, incluyendo que “nuestros análisis se basaron en voluntarios que probablemente eran especialmente cuidadosos de su salud, lo que limita la generalización de nuestros hallazgos” y que los participantes de la cohorte “exhiben comportamientos más saludables comparados con la población francesa en general”. Asimismo, el artículo no contenía mediciones reales de residuos de pesticidas o exposición a ellos, remarcando que “no se contó con datos de consumo estrictamente cuantitativos”.

 

Lo que resulta más importante para todos es tener una dieta balanceada que sea rica en frutas y vegetales, realizar ejercicio regularmente y evitar fumar y otros factores de riesgo conocidos que causan cáncer.

  1. World Cancer Research Fund/American Institute for Cancer Research. Diet, Nutrition, Physical Activity and Cancer: a Global Perspective. Continuous Update and Project Expert Report 2018. https://www.wcrf.org/dietandcancer
  2. Winter CK, Katz JM. Dietary exposure to pesticide residues from commodities alleged to contain the highest contamination levels. J Toxicol. 2011;2011:589674. Winter and Katz, 2011

 

Caso de glifosato en California - Dewayne Johnson (22 de octubre de 2018)

 

La siguiente es la declaración de Bayer relativa a una resolución dictada por la jueza Suzanne R. Bolanos en relación con mociones posteriores al juicio que fueron presentadas por Monsanto en la causa Dewayne Johnson c. Monsanto que tramitó en el Tribunal Superior del Estado de California, Condado de San Francisco. La jueza Bolanos anteriormente había fiscalizado el juicio Johnson.

 

“La resolución del tribunal de reducir los daños punitivos determinados en más de USD 200 millones es un paso en la dirección correcta, pero seguimos creyendo que el veredicto de responsabilidad y las indemnizaciones por daños y perjuicios ordenadas no están respaldados ni por los elementos de prueba producidos en el juicio ni por el derecho y planeamos interponer un recurso de apelación ante la Cámara de Apelaciones de California.”

 

“Los herbicidas a base de glifosato se han utilizado en forma segura y exitosa por más de cuatro décadas en todo el mundo y constituyen una herramienta valiosa que permite a los productores agrícolas abastecer a los mercados con sus cultivos y practicar la agricultura sostenible al reducir el laboreo, la erosión de los suelos y las emisiones de carbono. Existe un amplio conjunto de trabajos de investigación sobre el glifosato y los herbicidas a base de glifosato, incluyendo más de 800 estudios rigurosos requeridos por la EPA, autoridades regulatorias europeas y de otros países, para el registro, que confirman que su uso es seguro cuando se utilizan de acuerdo con las instrucciones. En particular, el estudio epidemiológico más reciente y de mayor envergadura – el estudio a largo plazo independiente de 2018, con el respaldo del Instituto Nacional del Cáncer, que siguió a más de 50.000 aplicadores de pesticidas y fue publicado con posterioridad a la monografía de la IARC – no determinó asociación entre los herbicidas a base de glifosato y el cáncer. Adicionalmente, la evaluación de riesgo del cáncer realizada en 2017 por la EPA con posterioridad al estudio de la IARC examinó más de 100 estudios que la agencia consideró relevantes y concluyó que el glifosato es ‘probablemente no cancerígeno para los seres humanos’, siendo esta su calificación más favorable.”

 

Caso de Glifosato en California - Dewayne Johnson (10 de agosto de 2018))

 

Sentimos un profundo pesar por el sufrimiento padecido por el Sr. Johnson. Nos solidarizamos con la familia Johnson, y entendemos su deseo de obtener respuestas, pero el glifosato no es la respuesta. El glifosato no causa cáncer. El veredicto fue erróneo. Apelaremos la decisión del jurado y continuaremos defendiendo con ahínco el glifosato, que es una herramienta esencial para los productores agrícolas, entre otros. Confiamos en que la ciencia prevalecerá en la instancia de apelación. Los consumidores, los productores agrícolas y los clientes pueden seguir confiando en el uso seguro y continuado del glifosato. Esta decisión de ninguna manera cambia los registros que ya hemos obtenido para nuestros herbicidas a base de glifosato.

 

Propuesta 65 de California (16 de agosto de 2018)

Monsanto es parte de dos impugnaciones en sede judicial que tramitan por separado en relación con la inclusión injustificada del glifosato en la lista de Proposición 65. Estas dos impugnaciones tramitan en forma paralela:

  1. En noviembre de 2017, Monsanto se unió a una amplia coalición de grupos agrícolas de todo el país para impugnar la constitucionalidad de la inclusión injustificada del glifosato en la lista de Propuesta 65 del Estado de California. En diciembre de 2017, la coalición peticionó al Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Este de California que dictara una medida cautelar ordenando la suspensión del efecto de dicha inclusión hasta que se adoptara una decisión de fondo en el caso. En febrero de 2018, el juez dictaminó a favor de la coalición, otorgando una medida cautelar que bloquea la implementación del requisito de incluir en los productos la advertencia de la Propuesta 65 hasta tanto el tribunal tenga la oportunidad de pronunciarse en la causa. Este medida cautelar continúa vigente.
  2. En forma separada, en enero de 2016, Monsanto presentó una impugnación en el tribunal del Estado de California para que se eliminara al glifosato de la lista de la Propuesta 65. En marzo de 2017, un juez estadual dictó sentencia rechazando nuestra impugnación. Posteriormente, presentamos un pedido de revisión para que la Corte Suprema de California considerara nuestra apelación contra la sentencia de primer grado. El 16 de agosto, la Corte Suprema de California denegó nuestra petición. A continuación consignamos nuestra declaración con respecto a este último hecho.
    Declaración del 16 de agosto de 2018: “No existen fundamentos científicos para incluir al glifosato en la lista de Propuesta 65. La lista se contradice con 40 años de investigación científica y con las conclusiones de los organismos regulatorios de todo el mundo. La lista requiere intervención judicial y corrección. Estamos analizando las opciones a nuestro alcance para iniciar nuevas acciones legales. Entre tanto, la medida cautelar federal vigente garantiza que no se requiera la inclusión de etiquetas de advertencia inconstitucionales en los productos que contienen glifosato.”

 

Tribunal brasileño levanta medida cautelar (3 de septiembre de 2018)

Bayer recibe con beneplácito la resolución dictada el 3 de septiembre de 2018 por un tribunal brasileño que garantiza a los productores de dicho país el acceso ininterrumpido a los herbicidas a base de glifosato. Anteriormente, el 3 de agosto de 2018, un juez de Brasil dictó una medida cautelar que podría haber prohibido el registro y uso de herbicidas a base de glifosato y varios otros productos de protección de cultivos en el país. La medida cautelar no fue una resolución que versó sobre la seguridad del glifosato sino que únicamente refería a demoras en los exámenes regulatorios de rutina de los productos para la protección de cultivos. Posteriormente, el 3 de septiembre, un tribunal de ese país dictaminó a favor de un recurso planteado por el Gobierno Nacional en donde se solicitaba revocar la medida cautelar antes de que entrara en vigencia y garantizar a los productores brasileños poder continuar usando productos con glifosato. Haga clic aquí para ver nuestra declaración.

  1. https://www.ars.usda.gov/ARSUserFiles/20902500/DavidHuggins/NoTill.pdf [Recuperado el 12 de febrero de 2019]
  2. http://www.pgeconomics.co.uk/pdf/2016globalimpactstudymay2016.pdf [Recuperado el 12 de febrero de 2019]
  3. Ferguson, F. 1988. Long term effects of systemic pesticides on honey bees. Bee keeping in the year 2000: Second Australian and International Beekeeping Congress, Surfers Paradise, Gold Coast, Queensland, Australia, July 21-26, 1988. Editor: John W. Rhodes. páginas: 137-141.
  4. Burgett, M. and Fisher, G. 1990. A review of the Belizean honey bee industry: Final report prepared at the request of The Belize Honey Producers Federation. Department of Entomology, Oregon State University, Corvallis, Oregon.
  5. Thompson HM, Levine SL, Doering J, Norman S, Manson P, Sutton P, von Mérey G. (2014) Evaluating exposure and potential effects on honeybee brood (Apis mellifera) development using glyphosate as an example. IntegrEnvironAssessManag. 2014 Feb 25. doi: 10.1002/ieam.1529.
  6. http://www.fao.org/faostat/en/#data/QA [Recuperado el 12 de febrero de 2019]
  7. Inamine, Hidetoshi, Stephen P. Ellner, James P. Springer, and Anurag A. Agrawal. "Linking the continental migratory cycle of the monarch butterfly to understand its population decline." Oikos 125, no. 8 (2016): 1081-1091.
  8. https://www.conanp.gob.mx/comunicados/MMENGLISH.pdf [Recuperado el 12 de febrero de 2019]
  9. https://www.epa.gov/ingredients-used-pesticide-products/draft-human-health-and-ecological-risk-assessments-glyphosate[Recuperado el 12 de febrero de 2019]
  10. https://www.efsa.europa.eu/sites/default/files/170523-efsa-statement-glyphosate.pdf [Recuperado el 12 de febrero de 2019]
  11. https://academic.oup.com/jnci/article/110/5/509/4590280 [Recuperado el 12 de febrero de 2019]
  12. https://www.who.int/foodsafety/jmprsummary2016.pdf?ua=1 [Recuperado el 12 de febrero de 2019]
  13. https://www.canada.ca/en/health-canada/news/2019/01/statement-from-health-canada-on-glyphosate.html[Recuperado el 12 de febrero de 2019]
  14. https://www.epa.gov/iris/reference-dose-rfd-description-and-use-health-risk-assessments [Recuperado el 12 de febrero de 2019]
  15. https://ec.europa.eu/food/plant/pesticides_en[Recuperado el 12 de febrero de 2019]
  16. https://www.fda.gov/NewsEvents/Newsroom/FDAInBrief/ucm622192.htm [Recuperado el 12 de febrero de 2019]
  17. https://www.epa.gov/newsreleases/epa-takes-next-step-review-process-herbicide-glyphosate-reaffirms-no-risk-public-health
  18. https://www.argentina.gob.ar/sites/default/files/resumen_de_resultados_2018._creha_vegetal.pdf