“Vivir con la tranquilidad de ser libres”

Mes del orgullo

De lo que no se habla, no existe. Por eso elegimos hablar: estamos orgullosos de todas las personas que son ellas mismas y viven su identidad con plenitud. Desde Bayer celebramos la diversidad y apoyamos a la comunidad LGTBIQA+ este mes y siempre.

 

En Bayer trabajamos para promover la inclusión de todas las personas y queremos aprovechar cada oportunidad para hacerlo, porque #DeLoQueNoSeHablaNoExiste. Por eso, conmemoramos el Mes del Orgullo, para visibilizar los avances del colectivo LGTBIQA+, conocer sus aprendizajes y enseñanzas, y resaltar la importancia de vivir con libertad, en un ambiente sin odio ni violencia.  

 

Delfina Kot, Responsable de Contract Management, y Dinko Covacevich, Regional Supply Specialist, nos cuentan sobre sus experiencias de vida y cómo los impulsan a trabajar para lograr una inclusión real. A ambos los une un mismo anhelo: vivir en una sociedad con más respeto e inclusión.  
 

Delfina Kot trabaja en Bayer desde 2016. Entró a la compañía como joven profesional y ahora se desarrolla como Responsable de Contract Management en Argentina. Cuenta que la temática de diversidad la atraviesa desde lo personal, “pero también es una lucha en la que uno no necesariamente tiene que estar atravesado por una temática puntual, sino que, con el simple hecho de ser empático y preocuparse porque todos estemos bien, es suficiente para involucrarse”. 

 

Delfi, mes del orgullo

 

Por otro lado, Dinko Covacevich ocupa el rol de Regional Supply Specialist en Chile y su historia en Bayer comenzó hace diez años y también forma parte de Red Blend. Dice que la realidad con la que deben lidiar las personas del colectivo LGTBIQA+ es su motor para ser actor del cambio. Según la Encuesta Latinoamericana de Diversidad Sexual, Acoso, Violencia y Discriminación en el Ámbito Laboral, llevada a cabo en el 2020, 37,2% de los encuestados reconocen haber vivido alguna de esas situaciones por su orientación sexual y/o identidad de género. “Es casi un 40%, 4 de cada 10. Es mucha gente”, remarca Dinko.

 

Dinko, mes del orgullo

 

Mayor visibilidad, mayor inclusión 

 

“Acá en Chile es cuestión de abrir el celular y ver cómo siguen hiriendo a personas por su orientación sexual… Esto me ha impulsado a querer enseñar, a pararme por lo que creo y a hablar. Siento que hacía falta eso: personas que quieran ser visibles y estar activamente visibilizando”, dice. 

 

Delfina, por su parte, cree que educar, comunicar y traer el tema sobre la mesa es clave. “Es el primer paso para hacer un verdadero frente a la discriminación, para que en un futuro no haya que ni siquiera tocar el tema”.  

 

Llegar a estar orgulloso de uno mismo es un proceso que, de una manera u otra, atraviesa a todos. Para Dinko ese proceso requirió reflexionar sobre lo aprendido: “Me educaron diciendo que la meta era tener una casa y una buena mujer. Ir rompiendo todos esos castillos también fue aceptar que ya no iba a ser una persona ‘aceptable’ para esta sociedad. No me iba a poder casar, no iba a poder decirle a la gente que estaba enamorado. Hoy en día sí se puede, sí puedo hacerlo y eso también es el motor para ser visible. Porque viví una experiencia en la que no pude serlo y no quiero que otra persona tenga que pasar por eso”.  

Red Blend: modelo de igualdad, inclusión y diversidad 

Es en este aspecto donde juega un rol fundamental la Red Blend, un grupo integrado por colaboradores voluntarios de Bayer que trabajan conjuntamente para promover la diversidad cultural. “Somos un grupo de personas con un mismo objetivo: hacer de Bayer un lugar mucho más humano y mejor para trabajar”, explica Delfina. 

Tanto Delfina como Dinko forman parte de la Red desde ssus inicios y coinciden en que tener normas y políticas claras es uno de los principales ejes para garantizar un ambiente laboral seguro. En la región, hay países que se encuentran más avanzados que otros en materia de derechos. Es por eso que tener reglamentaciones que unifiquen estas disparidades a nivel compañía ayuda a dar un marco y guiar en el camino.   

Un ejemplo claro es la Bayer Transgender Guideline, un protocolo interno lanzado por la Red Blend que busca acompañar a las personas transgénero en su proceso de transición, independientemente de las leyes que operen en su país. Este tipo de iniciativas no solo visibilizan el tema, sino que promueven un marco de seguridad laboral para “hacer de la vergüenza al orgullo un camino más corto y fácil”.  

Un lugar para ser uno mismo 

 
“Creo que para Bayer este tema no es ‘algo deseable a tener’(‘nice to have’ , en inglés)-dice Delfina-, sino que realmente es una de las prioridades, y ese mensaje se transmite. Eso es lo clave que logramos: no estar solo en el discurso, sino tomar acciones diversas y concretas que impacten en el ámbito interno. Y frente a la sociedad también”. 


 
Como ejemplo de esto último, Dinko señala que Bayer fue una de las empresas que contribuyeron a promocionar la Ley de Matrimonio Igualitario en Chile, apoyando la campaña “Sí, quiero”. “De lo que no se habla, no existe. Entonces, si la Red Blend y las políticas de la compañía no existieran, no tendríamos esta referencia de que hay equidad y que Bayer es un lugar seguro para ser uno mismo”.   

 

Respecto a su educación y experiencias laborales, cuenta que durante mucho tiempo lo llevaron a tomar la decisión de no ser él mismo en su lugar de trabajo. Pero cuando entró a Bayer notó que, campañas comunicadas en los muros, fomentaban las políticas de inclusión y diversidad. “Estaba cansado de no poder contar mi historia y que estaba enamorado. Di el paso y todo siguió normal. Incluso mi performance fue mejorando, porque ya estaba tranquilo. Ese desbloqueo de perder el miedo al acoso es lo que buscamos”.  
 


Este mes es una oportunidad para seguir visibilizando la temática y continuar concientizando sobre la importancia de promover una cultura inclusiva. Para Delfina, el Mes del Orgullo es también “una reivindicación de cómo uno quiere vivir todos los días, con la tranquilidad de ser libres”.  

 

Por su parte, Dinko se considera orgulloso de trabajar activamente para que “si alguna persona tuvo una mala experiencia en trabajos anteriores, al entrar en Bayer sepa que puede estar tranquilo, porque no le va a pasar lo mismo y que se va a poder desarrollar hasta donde quiera profesionalmente. Al final, el que dependa de uno su desarrollo profesional y no de otros, es lo que me llena de orgullo.” 

 

Que nuestros colaboradores se sientan libres de ser quienes son, busquen aprender cosas nuevas, desafíen sus creencias, sean ellos mismos y sientan seguridad del lugar en el que trabajan es lo que nos llena de orgullo en Bayer. Y con ese orgullo es que día a día buscamos seguir construyendo juntos una cultura cada vez más diversa e inclusiva. 

 
 

#DeLoQueNoSeHablaNoExiste 

#CuidemosLaDiversidad  

#MesDelOrgullo  

#PrideMonth